La pasión por enseñar


Un tweet de @Edumorfosis me ha permitido ver el vídeo de Jeff Bliss, un estudiante de secundaria americano. Fue grabado con el móvil por un compañero y reproduce lo que Jeff dice a su profesora de Historia mientras se dirige a la puerta, pues ha sido expulsado. Básicamente le reclama más implicación, más conexión con los alumnos, que “toque su corazón” y les haga emocionarse.





Me he acordado de otro vídeo en el que el protagonista es un profesor que explica cómo enseñó a sus alumnos de Michigan el acelerador de partículas del CERN a través de las gafas de Google. Al presentarse, Andrew Vanden Heuvel, define su trayectoria vital: “encontré mi pasión en enseñar”. Y se nota.




Los dos vídeos tratan de lo mismo, del inmenso valor que tiene la implicación de los profesores en el aprendizaje.

Se puede enseñar Historia desde la emoción, seguro. Y las gafas de Google son geniales, pero no son lo más importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada